Las expertas TPM

Colaboradoras acompañan a los PET para  alcanzar sus metas

Coordinar, evaluar y capacitar a las personas suele ser un trabajo inspirador, pero es una tarea difícil, más aún si esto se realiza en un universo multiétnico y variado como HEMCO. Sin embargo, con esmero y dedicación el éxito es  posible, como lo demuestran tres colaboradoras líderes en la metodología TPM. El  acompañamiento que estas tres expertas han  brindado a  los Pequeños Equipos de Trabajos   (PETs),   ha  facilitado que  estos grupos alcancen sus metas con mayor faci- lidad, a través de la implementación de esta exitosa metodología.

Ellas son Vanessa  Aguirre, Ileana Rivas y Zwelky  Mendoza quienes desempeñan sus funciones contra todo pronóstico, lo que  incluye distancias y  diversidad de idiomas y culturas, sin embargo, “cambiarle el chip” para que algo que hacía mal hoy lo haga bien, hace que todo valga la pena.

Para ellas si una persona piensa cómo desarrollar mejor sus labores, eso ya es un gran logro, no obstante, reconocen que aún queda mucho por hacer, aspecto para el cual las jefaturas son claves al momento de involu- crarse en esta metodología, expresan.

Juan  Carlos Paternina, Superintendente de Sistema de Gestión, considera «gratificante laborar con un equipo de mujeres con grandes capacidades, sobre todo en un entorno tan complicado como es la minería.  En HEMCO nos sentimos orgullosos que ellas sean parte de sistema de gestión. TPM es una metodología que transforma la cultura de las personas y procesos, su éxito implica la participación activa de líderes, roles y gestoras” comentó, Juan Carlos Paternina, Superintendente de Sistema de Gestión.

Valiosa experiencia

Para  Vanessa   Carolina Aguirre Ramos, gestora  TPM, la labor ha sido enriquecedora. “Venir de Managua a Bonanza ha sido una gran aventura porque no conocía, ni sabía nada de minas, pero cuando me convertí en gestora de TPM, desde diciembre del 2016, he aprendido y sacado lo mejor”, refiere. Para ella, la implementación  de TPM en HEMCO ha sido integral. “Es una metodología que trabaja con toda la línea jerárquica de la empresa, desde las bases operativas de los colaboradores hasta la presidencia”, apunta.

“Las empresas  deben  implementar esta metodología  porque es  importante cuidar el recurso humano, ya que son ellos los que están en campo y los que logran que la empresa avance en sus resultados y eso es lo busca TPM”, expresa.

Mayor seguridad

La capitalina  Ileana Isabel Rivas Reyes, es una mujer de metas claras que gusta de asumir retos. También es gestora de TPM y compañera de labores de Vanessa Aguirre. Según su experiencia, TPM ha permitido impulsar  la  seguridad  del  colaborador, preservar  el  ambiente  y  conservar  los equipos de la operación. “Además, contribuye a  que  los  colaboradores expresen sus ideas y que sean ellos mismos quienes encuentren  la  mejor solución a  alguna problemática del área”, señala.

“Para mí, fue duro salir de mi casa y trabajar en un campamento, me hace falta mí familia, pero  mi  trabajo también es  importante porque ayudo a las personas”, comenta. Ella labora en la empresa desde abril del 2018.

Una metodología social

Aunque Zwelky Edith  Mendoza  López conocía la empresa porque es de la zona, su desempeño como gestora de TPM la ha enamorado más de la región y de HEMCO, donde labora desde 2017 “Aunque  nací en Managua mi corazón está en Bonanza. Como gestora de TPM he aprendido a dejar atrás la timidez que me caracterizaba y he cultivado amor por la enseñanza. Me gusta ver cómo la gente cambia y crece”, dice.

Recuerda que cuando inició en el proyecto de TPM, veía a las personas que no podían leer, los colaboradores limpiaban  o guardaban herramientas porque se les ordenaba, no entendían por qué eso era importante. Hoy esto ha cambiado y eso le produce gran satisfacción “porque gracias a TPM ya saben por qué deben hacerlo, o sea que funciona como una metodología social”.

Subscribete a nuestra sección de noticias

Consulta nuestros boletines