PODU impulsa más de 30 proyectos para el desarrollo social

 

El sueño de convertir a Bonanza en el municipio más limpio y ordenado del Caribe Norte nació hace 10 años con el Plan de Ordenamiento y Desarrollo Urbano (PODU). Esta estrategia de desarrollo, impulsada por el Gobierno local con el acompañamiento de HEMCO ha desarrollado más de 30 proyectos de infraestructura, educación, salud y recreación para beneficio de las familias bonanceñas.

En esta década, se priorizaron las áreas más precarias de la ciudad. Entre los logros de este período destacan la contratación de médicos especializados y un cirujano para el Hospital Esteban Jaen Serrano, la ampliación del colegio Rafaela Herrera, la construcción de la Casa materna, viviendas, un CDI para hijos de mineros artesanales, mejora del servicio de agua potable, entre otros.

Gregorio Downs, Gerente de RSE de HEMCO, recuerda que antes del PODU, Bonanza no contaba con un plan estratégico definido para su desarrollo, lo que impedía orientar recursos y hacer alianzas para un desarrollo integral del municipio.

“Sin el PODU, Bonanza habría colapsado. Habría entrado en un estado de emergencia para el cual el Gobierno central habría que tenido que venir porque era caótico. Afortunadamente, el PODU nos salvó porque tuvimos la oportunidad de ordenarnos y de enrumbar nuestros intereses como municipio”, agregó Downs.

Para poder diseñar este plan, la Alcaldía convocó a los bonanceños de todas las edades, instituciones para que entre todos se“ dibujara”la Bonanza con la que soñaba la comunidad. Esta es una de las fortalezas del plan.

Luis Solórzano, concejal municipal de Bonanza en 2008 considera que “lo mejor del PODU es que nació de las consultas con la población, les preguntamos a los bonanceños cuáles eran sus necesidades y sueños para que el pueblo pudiera avanzar”.

De allí, los niños y jóvenes dijeron que querían un lugar para jugar, tener alternativas para la recreación. Solórzoano también indica que se rehabilitaron las canchas deportivas cerca de los barrios, se crearon iniciativas culturales como el cine comunitario.

“La primera etapa del parque municipal se inauguró en 2012 con 24 juegos infantiles, luego en los años siguientes se agregaron otras dos etapas que han permitido ampliar las opciones de entretenimiento de las familias bonanceñas y que además nos ayudan a tener un municipio más bonito”, detalló Erlinda Maybeth, ex concejal municipal de Bonanza.

Antes y después

Con el PODU, también se han mejorado los servicios básicos para la población. En 2011 se marcó un antes y un después en el muni- cipio. En ese año, Bonanza tuvo el servicio de energía eléctrica por 24 horas interrumpidas por primera vez en 70 años. La interconexión al tendido eléctrico nacional, es parte de los proyectos icónicos del PODU.

“Gracias al PODU hoy tenemos un mejor lugar para vivir, para heredarle a nuestros hijos. En estos 10 años se construyeron calles, se crearon áreas urbanizadas, una terminal de buses digna, se remodeló el estadio Duncan Campbell, se llevó servicios básicos a varias comunidades, entre otras obras que nos han beneficiado a todos”, agregó Maybeth.

Sin embargo, el reto de construir una Bonanza más ordenada sigue vigente. Una tarea pendiente es la ampliación de la red de agua potable, una de las mayores debilidades del municipio, así como mejorar la pista aérea de Bonanza. Actualmente se trabaja en la construcción de un vertedero municipal y la mejora de la gestión de residuos.

En los próximos cinco años, se espera que Bonanza sea reconocido como el municipio del Caribe más organizado, más limpio y que más invierte en el desarrollo de los jóvenes. “Hoy Bonanza es un lugar donde se respira la prosperidad”, finalizó Downs.

Después de 73 años se hizo posible que el municipio contara con luz eléctrica las 24 horas del día. Con el Podu se impulsan proyectos signifi- cativos que han marcado un hito en la historia de Bonanza.

Daysi Membreño

Coordinadora de Proyectos del PODU

Subscribete a nuestra sección de noticias

Consulta nuestros boletines