Siempre hay alguien que nos espera

 

Cuando evaluamos las posibles causas de accidentalidad, es curioso encontrar que gran parte de los accidentes e incidentes obedecen al factor humano, lo que evidencia el exceso de confianza, la falta de concentración y la negligencia, por citar algunas.

Las consecuencias de la exposición a un riesgo podrían ir desde leves a catastróficas e involucrar vidas humanas. Es aquí donde buscar nuevas estrategias que disminuyan estas consecuencias indeseables es de vital importancia para HEMCO, razón por la que de forma constante invertimos en valiosas campañas preventivas y educativas.

En este sentido, en los últimos años hemos decidido fomentar el apoyo del cónyuge, de los hijos e hijas y de las madres para generar mayor conciencia sobre la importancia de trabajar con seguridad. Esta necesidad de pasar las fronteras laborales, expresa nuestro interés de ir más allá con el tema y hacer de la seguridad un comportamiento de vida, aspecto donde la familia resulta clave.

Un ejemplo de esto es la campaña que desarrollamos con las familias de nuestros colaboradores donde expresaban mensajes en torno a su seguridad y auto cuido, actividad que resultó muy emotiva por enfatizar la idea de cuidarse porque en casa siempre hay alguien que nos espera.

En HEMCO consideramos el recurso humano como nuestro principal activo. Por eso promovemos campañas internas de este tipo con el fin de incentivar aún más la responsabilidad de llegar a casa, sanos y seguros. Sabemos que no hay nada más importante que la familia y su bienestar, una meta que podemos alcanzar si estamos conscientes de los riesgos a los que nos exponemos cada día y de la importancia de tomar medidas para evitar alguna consecuencia no deseada.

Nuestros colaboradores son el motor de nuestra empresa, por eso su seguridad debe ser un compromiso de todos.

Subscribete a nuestra sección de noticias

Consulta nuestros boletines