25 años de practicar una minería bien hecha

  • Operaciones más modernas y productivas con bienestar para todos  

 

Hace 25 años la minería en el Caribe Norte de Nicaragua tomó un nuevo rumbo. En 1995, HEMCO inicia su proceso de transformación al crear iniciativas sostenibles para la seguridad de sus colaboradores, la protección al medio ambiente y el bienestar a la comunidad y el sector artesanal.

En 2013, la empresa pasó a manos de Mineros S.A. que modernizó sus operaciones e incrementó su producción anual, entre otras mejoras significativas, como señala el ingeniero Carlos Mario Gómez Peláez, presidente de la compañía.

¿Cómo valora el desempeño de HEMCO en los últimos años?

HEMCO ha crecido no sólo en productividad, sino como organización. Todas las iniciativas desarrolladas se pensaron y realizaron para garantizar una minería bien hecha que contribuya al bienestar de todos y hoy vemos los frutos de esta visión.

Incrementamos la producción, modernizamos nuestros planteles, aumentamos la capacidad, mejoramos procesos, tenemos nuevas exploraciones y creamos iniciativas ambientales sostenibles y programas de desarrollo para el sector artesanal que son un ejemplo a nivel nacional e internacional, lo que demuestra un valioso desempeño.

¿Cómo ha sido el proceso de modernización de la empresa?

Somos una compañía grande y compleja donde los procesos de mejora continua y modernización, demandan tiempo y recursos, sin embargo, hemos dado pasos significativos.

Uno de los últimos logros en modernización y estandarización con el resto del Grupo Mineros, fue la implementación de SAP que hoy nos permite estar alineados con el resto de operaciones del grupo, así como centralizar y ordenar la información de todas las áreas para trabajar de forma coordinada y eficiente.

¿Qué retos implica practicar una minería bien hecha?

El reto de una minería bien hecha con impacto positivo para todos, es grande, ya que es asunto de diario, de todo el tiempo y que abarca tanto dentro como fuera de la empresa. Es un reto integral que implica mantener un diálogo honesto y fluido con nuestros colaboradores, comunidad y autoridades siendo transparentes en nuestra gestión porque pensamos en acciones a largo plazo.

Esto se evidencia también en la mejora continua, la capacitación permanente, la implementación de buenas prácticas y las alianzas que establecemos para mejorar la calidad de vida de los bonanceños.

¿Qué saltos significativos se han dado en materia de seguridad?  

En HEMCO la seguridad es primero. Por eso tenemos una campaña permanente de autocuidado que busca crear una cultura de eficiencia que marque la pauta de nuestros comportamientos para producir oro con cero accidentes.

En 2019 vimos resultados al reducir la accidentalidad en un 30 % con relación al 2018; sin embargo, lo más importante es que cada quien adoptó un compromiso personal, con sus compañeros y su familia. Este esfuerzo está enmarcado en el Programa VIDA, con el cual estamos cambiando nuestra cultura de seguridad y dando mayor enfoque al pensamiento de protección personal.


Principales retos

Para Andrés Mesa, vicepresidente de Cadena de abastecimiento, un reto clave en los próximos años es afianzar las operaciones “a través de proyectos de inversión que permitan producir y conservar las relaciones con los grupos de interés”.

Para ello, “la modernización de los procesos con prácticas vanguardistas e innovadoras, la capacitación al personal y el desarrollo de habilidades técnicas para lograr la sostenibilidad de la operación en un mundo competitivo, resultan clave”.

En cuanto a la minería artesanal, el reto es asegurar a todo el sector artesanal con una cobertura de salud y seguridad laboral, proceso que ya ha dado inicio. Otro reto importante es garantizar la reposición e incrementar el inventario de recursos y reservas minerales con la inversión en proyectos de exploración, de manera que se soporte el sostenimiento en el tiempo y el crecimiento de las operaciones.

Para John Jairo Cuervo, vicepresidente de Operaciones, a nivel industrial el reto crucial es alcanzar la meta de cero accidentes y a nivel artesanal, migrar hacia una cultura de cuidado y protección que permita preservar la vida, el medio ambiente, la comunidad y la sostenibilidad de la industria.

Muy distinto

Domingo Arnulfo Méndez Gutiérrez, tiene 37 años de trabajar para HEMCO. Cuando las minas fueron del Estado fue ayudante de plantel, tiempo en el que recuerda que todo se hacía diferente.

“En ese entonces ni siquiera se usaban planos ni se respetaban las normas de seguridad, tampoco conocíamos tantas herramientas de trabajo, cada quien se cuidaba por su cuenta”, recuerda Méndez quien hoy valora trabajar en un ambiente distinto.

“Ahora la empresa se preocupa por el trabajador, nos capacita y hace programas como el proyecto Vida y Cultura Vida con los que bajaron los accidentes”, apunta este minero quien hoy labora como mecánico de locomotora.

 

Subscribete a nuestra sección de noticias

Consulta nuestros boletines