Apicultura en Bonanza

 

  • Apicultura en Bonanza

Con el objetivo de encontrar actividades alternas a la minería, el Plan de Ordenamiento y Desarrollo de la Minería Artesanal (PODMA) con el apoyo de HEMCO, logra sentar las bases para la práctica de la apicultura en Bonanza. Esto lo realiza mediante capacitaciones a pobladores interesados en diversificar la producción del municipio, generar otros ingresos económicos para su familia y frenar con ella la destrucción ambiental de la zona.

Durante el taller mineros artesanales, mayagnas, jóvenes y mujeres, visitaron cuatro comunidades rurales para capturar abejas. Posteriormente se establecieron igual número de apiarios, los que serán referencia para quienes deseen aprovechar el potencial económico y ambientalmente positivo que generan las abejas.

Félix Linarte, directivo de la Asociación de Productores Nacionales de la Miel, catalogó como factible la actividad apícola en Bonanza, gracias a su singular biodiversidad y clima. “Las ventajas de esta zona son sus bosques, las constantes lluvias y la presencia de especies nativas de abejas”, enfatizó.

Pedro López, productor de Biltignia, expresó su interés por conocer cada vez más el mundo de las abejas, gracias a la viabilidad económica de su miel y al papel fundamental que juegan en la naturaleza. “Las abejas tienen un rol esencial en el equilibrio del ecosistema al aportar a la biodiversidad florística; pero también tienen un valor monetario, puesto que su trabajo es económicamente aprovechable por nosotros”, argumentó.

Patricio Celso, habitante de Suniwas, también destacó las bondades de este oficio. “Las abejas son necesarias en el entorno silvestre porque ellas protegen el bosque y ayudan a incrementar la cosecha de los cultivos con la polinización. Ahora las protegeremos, cultivaremos y conviviremos en armonía con ellas”, concluyó.

“La apicultura permite desarrollar otras actividades porque las abejas hacen el 95 % del trabajo y el ser humano sólo el 5 % del trabajo; de modo que es altamente beneficiosa para los agricultores de la zona”, agregó Linarte.

Según Jorge Guardián, representante del Centro de Entendimiento con la Naturaleza (CEN), Bonanza cuenta con especies nativas como la Mariola y el Jicote que no poseen aguijón de manera que sus colmenas pueden tenerse en los patios de cada hogar sin problema alguno. Se espera que una vez establecida la actividad apícola, la producción de Bonanza alcance mercados internacionales; ya que la Asociación de Apicultores de Nicaragua produce entre 600 y 800 toneladas de miel para exportación al mercado europeo y norteamericano.

Subscribete a nuestra sección de noticias

Consulta nuestros boletines