Atención más cómoda

  • Nuevos espacios seguros e higiénicos para mineros artesanales

Como parte del fortalecimiento del Plan de Ordenamiento y Desarrollo de la Minería Artesanal (PODMA), los últimos tres años la Gerencia de Minería Artesanal de HEMCO ha invertido más de cien mil dólares para contar con plantas más modernas y eficientes, así como una infraestructura más cómoda, segura e higiénica que brinden bienestar y confianza a la minería artesanal.

Las mejoras empezaron en 2016 con la construcción de la caseta de espera, oficina de control de la báscula 28 de mayo y la caseta de espera en Martha 850. En 2017 se construyeron las casetas de espera y servicios higiénicos en el patio de acopio de arenas de Venus, plantel La Curva, Aguas Claras y el patio Capitán.

En 2018 se invirtió en una sala de espera, baños, cafetín y malla perimetral en el patio de despacho de camiones y otra caseta de espera y baños en Vesmisa. También se mejoró la fachada de la Gerencia de Minería Artesanal, se construyó una sala de espera y un cafetín para mejor comodidad en la atención.

“En los últimos años HEMCO ha venido invirtiendo en diferentes proyectos que se traducen en beneficios para la minería artesanal. Entre las obras más recientes destaca la ampliación de la planta de muestreo y del patio de acopio Venus Martha 850, el patio de arenas y el despachos de camiones y la remodelación de las oficinas de la Gerencia de minería artesanal para dar una mejor atención”, señaló Gary Downs Gerente de Minería Artesanal de HEMCO.

Adicionalmente, HEMCO ha invertido en rotulaciones preventivas e informativas y recipientes de basuras para mantener las áreas limpias y ordenadas. “Cada proyecto de inversión destinado a la minería artesanal busca brinda mayor espacio, comodidad, seguridad e higiene que tienen por objetivo dar mayor bienestar al minero artesanal y a la comunidad”, apuntó Downs.

Ulises Dávila Gutiérrez, Jefe de obras civiles de HEMCO, destacó que las construcciones son una fuente de trabajo para la comunidad bonanceña, ya que el 80% proviene del municipio. “Construir en Bonanza no es económico, además que supone retos especiales como en La Curva donde no hay agua, las lluvias constantes o los lugares donde no hay espacio o seguridad y hay que crearlas”, añadió.

Subscribete a nuestra sección de noticias

Consulta nuestros boletines