Descansos que te reactivan

Que el trabajo en la minería requiere de esfuerzo físico no es ningún secreto. Tampoco lo es la importancia de tomar breves descansos durante la jornada laboral y que permiten no solo aumentar la movilidad y flexibilidad, sino que traen múltiples beneficios para quien las practica. Estos se conocen como pausas activas y consisten en realizar actividades físicas en un corto tiempo durante la jornada laboral.

Desde el enfoque de la salud ocupacional, la pausa activa es la herramienta que ayuda a promover la actividad física para mejorar la movilidad articular. Esto se logra con la realización de ejercicios y estiramientos adecuados que proporcionen cambios de posición y disminución de cargas a nuestros músculos producto del posicionamiento prolongado.

Estos estiramientos pueden tener una duración de cinco a diez minutos y se aconseja realizarlos al menos dos veces al día.

“Creemos que es importante ir generando hábitos de vida saludable y control de riesgos laborales, preservando la salud de todos. Si practicamos estos sencillos ejercicios antes o a media jornada, podemos ayudar a reducir la fatiga laboral, prevenir el estrés y también ayuda a combatir trastornos osteomusculares”, explicó Stanford Lam, de la Superintendencia de Seguridad Industrial y Salud Ocupacional (SISO) de HEMCO.

Estos ejercicios también favorecen la respiración y activan la circulación sanguínea, ayudan a mejorar la postura corporal, promueven el trabajo en equipo y mejora la capacidad de concentración y productividad.

 

Subscribete a nuestra sección de noticias

Consulta nuestros boletines