Detrás de la obra: La experiencia de trabajar en HEMCO Mineros Nicaragua

María Fernanda Castillo llegó a Nicaragua, procedente de Colombia hace dos años. Ella arribó a Bonanza en enero de 2017 para formar parte del equipo de Líderes de Proyectos de HEMCO. Aunque la distancia de su país y familiares ha sido dura, asegura que la experiencia de trabajar en HEMCO ha sido muy positiva para su desarrollo profesional.
Inició con prácticas en Mineros Colombia por seis meses, luego siguió en la División de proyectos como ingeniera de diseño para luego ser líder de proyecto. Terminada sus prácticas, recibió la oportunidad de trabajar en Nicaragua por un año, sin embargo ya han pasado dos y comenta que aún la emoción sigue intacta.
“La experiencia en Nicaragua ha sido muy diferente, el trabajo en equipo es muy bueno, la gente acata consejos, instrucciones, le gusta participar y la dirección desde arriba es muy buena, así que eso ayuda a que los proyectos fluyan y que esa experiencia sea como más acogedora”, aseguró.
Por su parte, Alexander Salazar, arribó a Bonanza en el 2015 por lo que ya lleva tres años y medio en HEMCO. Al igual que María Fernanda es originario de Colombia y es ingeniero de Minas y Metalurgia. Él trabajaba en la operación de El Bagre, ubicado en la subregión del Bajo Cauca del departamento de Antioquia.
“Me dijeron que hiciera un proyecto en Nicaragua similar a uno que estaba haciendo en Colombia. El panorama que me mandaron fue: por ahora usted tiene trabajo por un año en Nicaragua. Yo no conocía mucho de Nicaragua, pero el reto era interesante”, relata Alexander.
Actualmente ambos trabajan en la segunda etapa de la impermeabilización de la Presa de Cola San José.
La distancia: lo más duro
Alexander califica su experiencia en Nicaragua como enriquecedora. “El grupo de trabajo acá me parece que es bastante compenetrado, todo el mundo trabaja en equipo, uno recibe mucho respaldo de todas las personas que dirigen acá y para hacer proyectos, es bastante importante hacer una buena interlocución con los clientes, entonces eso me ha parecido bastante enriquecedor”.
Una de las dificultades que dice enfrentar es la distancia con su esposa y sus familiares. “Para mí los que más sufren es la familia, nosotros con el trabajo y las distracciones del día a día podemos sobrellevar la soledad”, indicó.
Tanto él como María Fernanda, han sido parte fundamental de los proyectos más grandes que HEMCO como la ampliación de precipitación, la primera etapa de impermeabilización de la presa de Cola San José, la construcción de la presa de VESMISA y el sistema de bombeo.
Aunque ambos coinciden en que todos los proyectos en que han participado son satisfactorios, para Alexander el mejor ha sido la primera etapa de impermeabilización de la Presa San José. “Fue el proyecto más grande en su momento y terminó con indicadores bastante buenos”.
Mientras para María Fernanda, “fue el sistema de bombeo porque yo lo hice y porque salió bien en el tiempo, todos son satisfactorios, pero uno siempre se va por el que uno hace”.

Subscribete a nuestra sección de noticias

Consulta nuestros boletines