En armonía con el medio ambiente

Colaboradores elaboran sillas y mesas de llantas en desuso y decoran bosque de HEMCO

Como parte del compromiso ambiental de HEMCO en cuanto a la gestión integral de los residuos que producen las operaciones, la Superintendencia de Ambiente implementa el sistema de 5R´s (Reúsa, Recicla, Repara, Rechaza y Recupera) que transforma la basura en productos útiles como se evidencia en las sillas y mesas elaboradas de llantas en desuso que adornan el área del bosque de HEMCO.
La iniciativa busca incentivar y fortalecer el respeto al medio ambiente entre los colaboradores, a fin de que ellos mismos contribuyan a tener un ambiente saludable en armonía con la naturaleza.
“Como parte de la estrategia de educación ambiental, el sistema de gestión integral de residuos parte de su recolección en contenedores que se identifican por colores, capacitación y manejo de residuos mediante talleres para elaborar productos a base de material reciclable. Los colaboradores se involucran desde la selección de productos con potencial reciclable, pasando por su recuperación hasta su reúso”, explicó Karina Sinclair, Superintendente de Ambiente.

El sistema permite que los colaboradores refuercen sus hábitos de respeto al medio ambiente, participen activamente en la elaboración de productos reciclables y obtengan un nuevo espacio de esparcimiento donde disfrutar su merienda en un ambiente amigable con la naturaleza. “La creación de estos juegos de mesa por medio del reciclaje de llantas usadas, nos permite reducir el volumen de residuos y obtener productos útiles y duraderos, lo que es de beneficio pata todos”, señaló Tania Pérez, Jefe de Operaciones Ambientales.
Para la elaboración de las mesas y sillas, los colaboradores utilizaron llantas, retazos de tablas, martillos y clavos, además de la voluntad e iniciativa para adoptar un comportamiento amigable de respeto al medio ambiente mediante el reciclaje.

“El uso de estos productos permite que alarguemos la vida de aquellos materiales que ya no consideramos útiles evitando que lleguen a basureros clandestinos y contaminen las fuentes de agua o que funcionen como nichos de vida para vectores generadores de enfermedades”, enfatizó Sinclair.
Colaboración de Karina Sinclair y Tania Pérez.

Caja de datos
Esas llantitas

Las llantas o neumáticos presentan un problema para su adecuada gestión cuando termina su vida útil, ya que son indestructibles, inflamables y no se pueden compactar debido a su flexibilidad. De igual manera, los productos que la conforman no se pueden recuperar y al quedar al aire libre son un refugio ideal para “vectores biológicos” y acumulación de lixiviados y gases.

Subscribete a nuestra sección de noticias

Consulta nuestros boletines