Por una Bonanza más verde

  • HEMCO realiza reforestación con la comunidad

En un contexto en el que cada año el planeta pierde grandes masas forestales como consecuencia de la deforestación, surge la importante necesidad de reforestar los territorios y comunidades donde la empresa tiene operaciones. Para ello, con el apoyo de estudiantes de Secundaria y miembros del Movimiento Guardabarranco, HEMCO organizó una jornada de reforestación en áreas privadas del municipio.

“Este proceso permite a la empresa trabajar de la mano con los bonanceños, contribuir a que el municipio se mantenga verde, sensibilizar a los estudiantes que son el futuro del municipio en función de recuperar sus bosques para mejorar la calidad ambiental de Bonanza y aportar de forma sostenible a la protección de los recursos naturales en el Caribe Norte de Nicaragua”, explica Melvin Miranda, Gerente Ambiental de HEMCO

Bonanza está ubicada en la zona de amortiguamiento de la reserva de biósfera Bosawas, y “para HEMCO es importante mantener su condición de municipio verde”, agrega Miranda. Por ello, esta iniciativa “es importante porque se crean extensiones de bosques cuyos árboles puedan atrapar y eliminar partículas contaminantes ya sea polvo, humo o cenizas”, explicó Isleny Lackwood, estudiante del Colegio Moravo.

Vladimir Pao, coordinador ambiental de Proyectos y Desarrollo Forestal de HEMCO afirmó que con estas jornadas de reforestación se busca hacer conciencia del cuido de las cuencas y ríos e impulsar actividades con los estudiantes, mineros artesanales y toda la comunidad para inculcar la cultura del medio ambiente.

Para Jaire Alejandra, también estudiante de ese centro educativo, participar en esta jornada de reforestación “es una forma  de ayudar al planeta y dar el ejemplo a futuras generaciones sobre la necesidad de aplicar prácticas amigables con el medio ambiente”.

“Estoy muy orgullosa de participar en esta jornada de reforestación, ya que contribuye al mejoramiento biológico del medio ambiente, puesto que en el mundo hay incendios forestales que están acabando con la flora y fauna, pero en esta jornada contribuimos en la recuperación y cuido del planeta”, indicó Rusely Martínez, estudiante del Instituto Nacional Maestros Autóctonos.

Durante la jornada se establecieron 1,050 plantas y árboles nativos como cedro macho, genízaro, caoba y ceibo real, cifra que se espera aumentar a 10 mil al finalizar el 2020.

Subscribete a nuestra sección de noticias

Consulta nuestros boletines