Un rincón mágico en Bonanza

Más de 5 mil personas visitaron la Biblioteca
Municipal Manolo Pao Tórrez durante 2018

En la biblioteca municipal Manolo Pao Tórrez, el nombre Bismarck Ocón se escribió en 62 ocasiones. Este es el número de veces que este colaborador de HEMCO prestó un libro durante 2018, acción que lo convierte en el mejor lector de este centro y Bonanza. Durante sus visitas programadas cada 15 días, tiempo que le toma leer un libro, también lleva a su hija a quien le lee cuentos y otras obras, para cultivar en ella el hábito de la lectura.

“Leer es importante, es como viajar a cualquier parte del mundo sin necesidad de tener dinero. Me gusta leer, he leído mucho a autores nacionales como Sergio Ramírez, Ernesto Cardenal, Lizandro Chávez Alfaro y también revistas de Historia, Geografía y de datos interesantes”, señaló este especialista en minería de 56 años.

Bismark es de placeres pequeños. Cuenta que después de un fuerte día trabajo en la mina, le gusta llegar a su casa y leer un buen libro. La televisión, afirma, no es lo suyo, pero un buen libro sí. “Yo leo después de las cinco y se me pasa al tiempo”, cuenta.

Su gusto es tal que hasta formó un pequeño club de lectura junto a cinco amigos más. “Cuando tenemos la oportunidad de ir a Managua compramos algunos libros, los leemos y los intercambiamos”, cuenta Bismarck para quien la Biblioteca Municipal es una alternativa al alcance para desarrollar su buen hábito, pues por la lejanía de la zona es complicado tener acceso a buenos libros.

La Biblioteca Municipal fue reinaugurada en 2016 por el Ministerio de Educación (Mined), la Alcaldía y HEMCO en el marco del Plan de Ordenamiento y Desarrollo Urbano (Podu) con el objetivo de fortalecer la educación y el hábito de lectura en la comunidad, a través del programa Educación con calidad del Podu.

“Empezamos con 200 libros, unas enciclopedias y diccionarios; hoy, contamos con 2,582 libros entre impresos y digitales siendo uno de los patrimonios culturales más importantes de Bonanza”, comenta Daysi Membreño, Directora de Proyectos del Podu.

Lugar de referencia

Durante el año 2018, 5,755 personas desfilaron por los anaqueles en busca de información para sus tareas escolares, disfrutar de la lectura o ser parte de las actividades culturales. De estos, 2,360 eran estudiantes de Secundaria, seguidos de 645 visitas de estudiantes de primaria y 253 universitarios, indicó la bibliotecaria Dinora Pineda

“Estas cifras son alentadoras porque además de las visitas para consultas de bibliografía, se realizaron muchas actividades culturales y promoción de lectura para niños, jóvenes y adultos quienes visitan este importante centro cultural. A futuro, esperamos convertirnos en un sitio de referencia para todos los bonanceños”, comenta Pineda.

A través del PODU, Alcaldía y HEMCO invierten más de 8 mil dólares al año para el mantenimiento del local, salarios y actividades en el centro. La biblioteca cuenta con un área de lectura, una sala de computación y un rincón de cuentos apoyado por la Fundación Libros Para Niños. También posee un área de fotocopias y una sala de audiovisuales muy bien equipada donde se transmiten documentales y películas educativas, como material de apoyo para los estudiantes de la comunidad.

Subscribete a nuestra sección de noticias

Consulta nuestros boletines