Países donde estamos:

  • Bandera de Argentina
  • Bandera de Chile
  • Bandera de Colombia
  • Bandera de Nicaragua

Boletínes

Noticias

Del oro al cacao El cambio de rumbo de César López


Cuando César López llegó a Bonanza a trabajar en minería artesanal proveniente de Matagalpa tenía tan solo 20 años y aunque al principio el miedo pudo más que el hambre, decidió intentarlo y desde entonces no paró. Hoy a sus 40 años cambió el pico y la pala por clones, semillas e injertos, siendo uno de los primeros productores de cacao y de los pocos que existen en esta ciudad.

Lo que él, y sus compañeros de cooperativa han hecho en Bonanza, nunca se había intentado: sembrar cacao. Esto es posible gracias al Modelo Bonanza Emprende de Hemco Mineros Nicaragua que promueve la diversificación económica para que los mineros artesanales no dependan solo del oro. La empresa facilita la capacitación técnica y financiera, experiencia que ha roto esquemas y creado incluso una nueva forma de producción.

César es un hombre fino, de voz tímida y mirada soñadora. Es minero, productor, padre de 5 hijos, presidente de la Cooperativa Agropecuaria Éxito de Vesubio (Coaev) y líder político de su comunidad. Lleva dos décadas de vivir en esta ciudad caribeña por lo que dice que su corazón ya es bonanceño.

Ser pionero en el cultivo de cacao no es algo que se propuso, es más, nunca se lo imaginó, pero a pesar de avanzar casi a ciegas y del enorme miedo al fracaso, no se arrepiente de haberlo hecho.

“Iniciar en el rubro de la agronomía fue algo que desconocíamos, no teníamos la experiencia, pero estábamos claros que el oro pronto se podría terminar. HEMCO nos abrió las puertas y nos facilitó las herramientas para crear un plan de negocio, entonces nos organizamos para cambiar de rubro y de ahí nace Coaev hija de Copromive; somos los mismos socios, pero con diferentes rubros”, dice.

 

“Nadie es más que nadie”

Ser minero, agricultor, político y presidente de una cooperativa son responsabilidades importantes, por eso atiende cada una con mucha atención. “Tengo un año de ser líder de mi cooperativa, para mí ha sido un gran aprendizaje y lo que más me gusta es que todos nos vemos por igual, nadie es más que nadie, sabemos que yo solo los represento, doy la cara por ellos y siento su respaldo”, apunta.

En cuanto a ser padre, su enseñanza está en el ejemplo. “Mis niños me piden que los lleve a la escuela, les gusta mucho estudiar y de grande ser profesionales; a ellos les gusta ver lo que yo hago, saben que es algo importante para el municipio y para la familia, pienso que esa es mi herencia para ellos: que puedan trabajar en algo distinto a la minería, ya que eso es de mucho riesgo”, dice.

César está claro que el cacao es un rubro económico en crecimiento y que su demanda internacional aumenta cada vez más, lo que representa una oportunidad para el sector artesanal, por eso considera que vale la pena enfrentar el reto y sortear los desafíos como la falta de experiencia que se aprende en el camino o las situaciones críticas como huracanes o similares.

Dar el salto de minero artesanal a productor de cacao es admirable, pero no lo ha hecho solo. Hoy, cooperados, autoridades, instituciones, empresa privada y sobre todos los 118 miembros de la cooperativa pueden ver lo que se logra cuando se trabaja de forma organizada y lo que genera la unión. Cada árbol de cacao en pie da fe de ello. Estos son la mejor carta de presentación para cada miembro de Coaev.

Este crecimiento también puede verlo en el oficio de extracción. “La minería artesanal ha mejorado mucho gracias a HEMCO que nos ha hecho ver la importancia de la seguridad personal, el no contrato a menores de edad y afiliarse al seguro de vida; hemos avanzado bastante y de la mano va el tema de la diversificación económica, porque después de tres años de iniciar el proyecto se nos sigue capacitando técnicamente”, señala.

César reconoce el esfuerzo de todos en este gran proyecto y agradece las habilidades y el trabajo de quienes lo han hecho posible. Él confía que la experiencia sirva de ejemplo al resto de mineros artesanales y que se animen a crear algo propio para cuando el oro se acabe, no se queden manos arriba.


Noticias relacionadas

Filiales Mineros S.A.